This post is also available in: Inglés

La carpintería de PVC es una de las más utilizadas hoy en día, sobre todo para la fabricación de ventanas, las cuales requieren de ciertas pautas de limpieza para mantenerlas siempre en el mejor estado, así como proporcionarles una estética adecuada, dejándolas como el primer día.

Pero los perfiles de PVC no están únicamente en ventanas, podemos encontrarlos en muchos otros lugares y requieren de su mantenimiento, especialmente si están en una zona donde haya mucha contaminación o un gran tráfico rodado de vehículos.

¿Cómo podemos limpiar los perfiles de PVC?

Los perfiles deben limpiarse con un paño suave, agua y algo muy importante, un jabón neutro. Esto debe hacerse por lo menos una vez al mes, y hay que aclarar con agua abundante para evitar que puedan quedar restos de jabón adheridos a los perfiles de PVC.

Es muy importante tener en cuenta que, para estos perfiles, se debe usar un producto suave, procurando evitar que sea abrasivo o un químico demasiado fuerte, porque podría alterar las características de este material.

Asimismo, es necesario recordar la necesidad de que el paño sea suave, nunca deben usarse estropajos o cepillos con cerdas duras para retirar cualquier residuo que haya podido quedarse adherido.

En caso de que haya restos orgánicos o cualquier residuo adherido se debe aplicar agua caliente para que se reblandezca y, posteriormente, retirarlo con cuidado. Otra alternativa es el uso de una máquina de vapor a presión casera. Aplicando el vapor directamente sobre los restos más endurecidos se conseguirá eliminar fácilmente cualquier clase de suciedad.

Lo importante es hacerlo con mucho cuidado y tener cierta frecuencia para tener los perfiles de PVC en el mejor estado en cualquier momento. No es un proceso difícil, por lo que se puede incluir en las rutinas de limpieza sin que cueste demasiado trabajo.6

This post is also available in: Inglés